Bienvenido!

¿Para qué debo registrarme?

Siendo parte de nuestra comunidad podrás recibir distintos beneficios. Hacer compras en línea, reservación de citas, recibir guias, ofertas y mucho más

¿Serán mis datos publicados para ser vistos por todos los usuarios?

No, tus datos serán solo vistos por American Wheels Y el uso de ellos será solo con fines de publicidad, control y seguridad.
Para saber más de nuestras políticas, control de acceso, seguridad, términos y condiciones de uso click aquí

Servicios

 

 

 

Rotación

Las llantas realizan tareas diferentes, según donde estén, en las ruedas delanteras o traseras, tienen diferentes niveles de desgaste. La rotación de las llantas en períodos recomendados extenderá su vida útil y supondrá un desgaste más uniforme. Un vehículo de tracción delantera realiza diferentes tareas a uno con tracción trasera. Las ruedas delanteras y traseras de tu vehículo también pueden llevar diferentes presiones. Asegúrate de utilizar la presión individual adecuada para cada posición de llanta.

 

 

 

 

Balance

Balancear la rueda corresponde a equilibrar el peso de la misma por posibles irregularidades del rin o de la llanta. El balance apropiado es importante para obtener un mejor confort al manejar y una larga vida de las llantas. Los llantas desbalanceadas pueden causar vibración, generando cansancio al manejar, un desgaste prematuro de las llantas y un desgaste innecesario de la suspensi&ocute;n de su vehículo. Los llantas deben ser balanceadas al ser montados por primera vez en los rines, o al ser remontados durante una reparación.

 

 

 

Reparación

Es importante inspeccionar y reparar correctamente una llanta desinflada o con una pinchadura, haciendo una inspección de la llanta para determinar la causa de la pérdida de presión de inflado y si puede repararse o no. Se debe inspeccionar las llantas regularmente (al menos una vez al mes) para determinar si hay un desgaste excesivo o irregular de la banda de rodamiento, raspaduras, cortes, protuberancias, daños por impactos, pinchaduras, piedras u otros restos de suciedad en la banda de rodamiento u otros daños. Si existe alguna de estas condiciones, o si experimenta pérdida continua de la presión, debe inspeccionar la llanta para detectar daños en el interior o para determinar si se puede reparar.